Atención

Búsqueda avanzada
Buscar en:   Desde:
 
La conformación coreográfica de los “Sones antiguos de Michoacán”. Una aproximación a la creación escénica de Amalia Hernández y Antonio Maciel
Ulises Salazar Rosales y Carlos Flores Claudio.
En Cecilia Bautista García y Miguel Ángel Gutiérrez, Aportes para la discusión de las instituciones, procesos y actores de la historia siglos XVI a XIX. MOrelia (México): UMSNH.
Dirección estable:
Resumen
Una noche de marzo de 1952, se presentó en el Palacio de Bellas Artes el Ballet Moderno de México. A decir de Amalia Hernández, su coreógrafa, desde el año anterior cuando colaboraba en la Academia de la Danza Mexicana, tenía la intención de hacer un montaje coreográfico diferente, pero su idea chocaba con la del director Miguel Covarrubias. Mientras Covarrubias pensaba que la danza mexicana debía seguir el derrotero de la música y la pintura de la época, que se volvían universales a partir de elegir temáticas locales, lo cual implicaba usar la música de los compositores mexicanos del momento para los montajes coreográficos; Hernández quería crear una coreografía que usara como base la “música autóctona”. El desencuentro le llevó a renunciar a la academia y formar una pequeña compañía independiente...
Archivos adicionales:
Texto completo
Dirección externa:
Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
Para ver una copia de esta licencia, visite https://creativecommons.org/licenses/by-nc-nd/4.0/deed.es.