Atención

Búsqueda avanzada
Buscar en:   Desde:
 
NACIONALISMO, ENVIÓN Y FRACTURA
JORGE ANTONIO NAVARRO.
Investigación en el Seminario "La idea de Nación" Facultad Ciencias Sociales de la UBA.
Dirección estable:
Resumen
Nuevamente el nacionalismo tuvo una manifestación significativa en Europa. Las promesas del Leave han convencido a los británicos. La esperanza de recuperar el control de sus fronteras, limitar la inmigración y ampliar su soberanía han sido los ejes sobre los que ha girado la campaña de los partidarios de abandonar la Unión Europea y que dio como resultado el triunfo del Brexit por escaso margen: el 51,9% ha optado por la opción del Leave mientras que el Remain ha obtenido el 48,1% de los sufragios. Así, el Reino Unido inicia un proceso de desconexión con la Unión Europea (UE) después de que las propuestas de los eurófobos hayan prendido en la conciencia de la mayoría y triunfado en las urnas el odio a Bruselas. Tal vez, dentro de unas cuantas décadas, cuando se escriba la historia sobre nuestra época (si la humanidad logra sobrevivir a la explotación rapaz de sus recursos naturales que amenaza a su ecología) desde una perspectiva distante, se la caracterizará no por la era de la globalización de las comunicaciones, de la expansión planetaria de Internet o el comercio electrónico. Posiblemente se la recuerde como una época insegura de fragmentación de las naciones y el surgimiento de distintos nacionalismos, de distintas densidades y signos distintivos. El de los ricos y el de los pobres. El de los países centrales y el de la periferia. La era del sistema capitalista globalizado, el de las fracturas e inequidades extremas, esa pompa de jabón que flotaba en una selva de alfileres… y que con mucho esfuerzo superamos.
Texto completo
Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
Para ver una copia de esta licencia, visite https://creativecommons.org/licenses/by-nc-nd/4.0/deed.es.