Atención

Búsqueda avanzada
Buscar en:   Desde:
 
El sujeto del deseo. De la resistencia a la transferencia
Lombardi, Gabriel.
Letra Viva (Buenos Aires).
Dirección estable:
Resumen
El desarrollo de la transferencia inviste al analista de un poder que tiene como consecuencia inmediata, y a veces duradera, que su palabra puede sugerir con éxito; ser obedecida. Ese poder sirve a los fines del psicoanálisis sólo a condición de no ser usado. Por eso el acto del analista consiste esencialmente en soportar la transferencia, mientras dure el análisis, sin sugerir. Es poco probable que un analista que se diga lacaniano no esté de acuerdo con este “abc” de la doctrina psicoanalítica. Pero es poco probable, también, que su decir esté exento de producir efectos sugestivos en el analizante, sobre todo si prevalece en el análisis la transferencia “positiva”. ¿Cómo discriminar lo sugestivo de lo analítico? ¿En qué se diferencia, en cuanto a sus medios y en cuanto a sus fines, el psicoanálisis de una psicoterapia de esas que pululan con nombres y técnicas novedosas, pero que basan su efecto invariablemente en la sugestión? ¿Cómo puede el analista librarse del gatuperio que denuncia Bernheim? Estas preguntas, que podrían pasar por preguntas de principiante, son sin embargo de principio. Vale la pena desarrollarlas, hacer un reconocimiento mínimo de su profundidad histórica, antes de dar respuesta alguna. Aquí también se da el caso en que las respuestas lanzadas rápidamente se reducen a este tipo de enunciados que Lacan llamó respuestas anticipadas, que tienen la misma estructura que las interpretaciones forzadas, y que no se diferencian de la sugestión.
Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
Para ver una copia de esta licencia, visite https://creativecommons.org/licenses/by-nc-nd/4.0/deed.es.